Costa Rica: crece escándalo por vuelo privado de presidenta Chinchilla

  • 17 mayo 2013
Laura Chinchilla, presidenta de Costa Rica
Image caption La presidencia no verificó los antecedentes de la empresa que facilitó el avión para el viaje privado de Chinchilla.

En Costa Rica se ha acrecentado la polémica luego de la renuncia del ministro de Comunicación por el escándalo que involucró a la presidenta Laura Chinchilla y sus viajes internacionales en un avión privado, propiedad del empresario Gabriel Morales Fallón, quien es investigado por presuntos nexos con el narcotráfico.

El ministro Francisco Chacón dijo al presentar su renuncia que fue engañado por un funcionario de una firma petrolera canadiense, que está bajo sospecha de usar una identidad falsa, para facilitarle el uso del avión en calidad de "colaboración". Además, reveló que la Presidencia no verificó los antecedentes de la empresa.

Según explica el periodista de BBC Mundo, Alberto Nájar, Morales Fallón ha sido señalado de ser socio del narcotraficante colombiano Luis Carlos Ramírez, conocido como Chupeta, detenido en Brasil y extraditado a EE.UU. en 2008.

El incidente levantó una oleada de críticas de la oposición quienes exigen que otros miembros del gabinete abandonen su cargo.

"Por lo pronto, la Dirección de Inteligencia y Seguridad de Costa Rica reconoció que hubo fallas de seguridad al permitir que la presidenta Chinchilla viajara en un avión propiedad de Morales Fallón", dice Nájar.

Chinchilla había viajado en otro avión de la misma empresa en marzo pasado para asistir a los funerales del fallecido presidente Hugo Chávez en Venezuela.

El narcotráfico es uno de los problemas más serios de Costa Rica, país que de acuerdo con agencias internacionales como la DEA tiene presencia de carteles de México y Colombia.

Contenido relacionado