Suecia: primer ministro pide calma tras ola de disturbios

  • 22 mayo 2013
Fredrik Reinfeldt
Reinfeldt calificó los hechos de vandalismo.

El primer ministro de Suecia, Fredrik Reinfeldt, dijo que todos deben responsabilizarse de restaurar la calma en Estocolmo, luego de que la ciudad vivió una tercera noche consecutiva de disturbios.

Reinfeldt dijo que quemar el carro de un vecino no es un ejemplo de libertad de expresión sino vandalismo.

Desde el domingo en la noche, los manifestantes han chocado con la policía e incendiaron cientos de automóviles y un colegio.

Cien policías extras están en modo de espera en Estocolmo para la noche del miércoles.

Los disturbios comenzaron luego de que un hombre murió por disparos de la policía en el suburbio inmigrante de Husby.

La policía dice que el hombre amenazó con matar a los uniformados con un machete.