Violentas protestas en Brasil por aumento de los precios del transporte

  • 14 junio 2013
Manifestantes en Sao Paulo
Image caption Los estudiantes brasileños exigen la revocación de un aumento de 6,7% en los pasajes.

Miles de personas salieron el jueves a las calles de Sao Paulo y Río de Janeiro, las dos mayores ciudades brasileñas, para protestar contra el aumento de las tarifas de transporte público.

En la región central de Sao Paulo, unas 130 personas fueron detenidas, según medios locales, en enfrentamientos de manifestantes con la policía, que utilizó balas de goma y gases lacrimógenos para contener la protesta.

Es la cuarta protesta contra el aumento del pasaje del transporte coletivo en Sao Paulo. Hubo decenas de heridos, algunos alcanzados por balas de goma de la policía, y diversos destrozos en las principales calles céntricas de la urbe brasileña.

El diario Folha de Sao Paulo informó en su edición digital que siete de sus reporteros fueron heridos cubriendo los incidentes, dos de ellos alcanzados en sus rostros por balas de goma lanzadas por la Policía Militar.

Las manifestaciones, que contaron con la participación de alrededor de 5.000 personas, tenían como objeto protestar por el aumento del precio de autobús, metro y tren dispuesto la semana pasada, de 3 reales (US$1,40) a 3,20 (US$1,50).

Se trata de la cuarta protesta en la ciudad contra el aumento de la tarifa de transporte público en pocos días y, como dice el corresponsal de la BBC en Brasil, Gerardo Lissardy, la violencia recrudece.

En el centro de Río de Janeiro, cientos de personas protestaron contra la subida del precio de los pasajes y se registraron incidentes menores con la policía. Medios locales reportan tres heridos.

El ministro brasileño de Justicia, José Eduardo Cardozo, condenó los actos de "violencia" y "vandalismo" en las protestas y ofreció ayuda del gobierno federal a los estados.

"Cada vez que el precio aumenta, también aumenta el número de personas excluidas del sistema de transporte", dice el Movimiento Passe Livre (pase libre), Pase Libre, convocante de la manifestación, en su sitio. "Y si no tienen acceso a los medios de transporte no tienen acceso a la ciudad: ir al trabajo, a la escuela, hospitales, visitar a amigos, etc".

La organización Amnistía Internacional expresó preocupación por la represión a manifestantes en ambas ciudades.

Estos hechos ocurren poco antes del comienzo de la Copa de Confederaciones de fútbol el sábado, que tendrá a Río y otras cinco ciudades brasileñas como sedes, pero no a Sao Paulo.

Lea también: la pesadilla del transporte en Río

Contenido relacionado