Crisis política griega por desacuerdo sobre canal público

  • 21 junio 2013
Antonis Samaras, primer ministro de Grecia
Image caption El primer ministro, Antonis Samaras, quiere evitar nuevas elecciones.

La supervivencia del gobierno de Grecia está en duda después de que los líderes del partido de coalición no lograron llegar a un acuerdo sobre el futuro de la radiodifusora nacional, ERT, tras reunirse por tercera vez esta semana.

El primer ministro, Antonis Samaras, cerró la emisora la semana pasada para ahorrar dinero, lo que provocó la indignación de sus socios izquierdistas.

El aliado más pequeño de la coalición, Izquierda Democrática, debate si retirarle su apoyo a Samaras. Sin este partido, el gobierno tendría una mayoría de apenas tres diputados, dejando un futuro incierto en la coalición.

Samaras dice que está decidido a evitar nuevas elecciones y gobernar por otros tres años.

El corresponsal de la BBC en Atenas, Mark Lowen, asegura que hay temores de que una coalición reducida carezca de la estabilidad y legitimidad necesarias para guiar al país a través de la crisis.