Violencia sectaria en Irlanda del Norte deja cuatro policías heridos

  • 13 julio 2013
Policías en Belfast
Image caption Belfast continúa dividida entre católicos y protestantes.

Cuatro policías resultaron heridos durante los disturbios sectarios que se registraron este viernes en dos zonas de Belfast, en Irlanda del Norte.

Los oficiales fueron golpeados con ladrillos y botellas mientras intentaban prevenir que una marcha de la organización protestante, Orden de Orange, atravesara una zona católica en el norte de la ciudad.

También hubo caos en el este de Belfast.

Las marchas anuales de la Orden de Orange se han convertido en un foco regular de violencia sectaria en Irlanda del Norte.

Los católicos del área, muchos de los cuales están a favor de la unificación de Irlanda del Norte con la República de Irlanda, consideran que las marchas son una provocación por parte de los protestantes.

Desde que se firmó un acuerdo de paz en 1998, la violencia entre católicos y protestantes ha disminuido considerablemente. Sin embargo, una gran parte de Belfast continúa dividida y ello genera disturbios ocasionales.

Contenido relacionado