Australia despeja el camino para sistema de comercio de emisiones

Kevin Rudd, primer ministro de Australia
Image caption Kevin Rudd asumió el liderazgo del Partido Laborista en junio.

Australia dejará de implementar el actual impuesto a las emisiones de dióxido de carbono (CO2) para abrirle paso a un sistema de comercio de emisiones un año antes de lo previsto, en 2014.

De acuerdo con ese esquema, los principales contaminantes del país deberán seguir pagando, aunque la cifra pudiese ser menor.

El gobierno cree que esa medida reducirá las facturas de energía de los hogares australianos.

El plan impulsado por el primer ministro, Kevin Rudd, se produce en momentos en que busca atraer apoyo al Partido Laborista, del cual forma parte, de cara a las elecciones que se prevé se celebrarán al final de noviembre.

El impuesto al carbono fue introducido por la predecesora de Rudd, Julia Gillard, a quien desplazó del liderazgo del partido el mes pasado.