Accidente de Santiago: el maquinista, en libertad con cargos

  • 28 julio 2013
Francisco José Garzón
Image caption El juez del caso retiró el pasaporte a Garzón.

El maquinista que conducía el tren que se accidentó la semana pasada en Santiago de Compostela, Francisco José Garzón, fue puesto en libertad con cargos tras declarar en un juzgado de esa ciudad del noroeste de España.

Según informó la prensa local, a Garzón, quien está imputado de homicidio por imprudencia por el accidente en el que murieron 79 personas, se le retiró el pasaporte y deberá presentarse todas las semanas en el juzgado.

El maquinista tiene prohibido salir del territorio nacional sin autorización judicial durante seis meses.

Además, Garzón ha sido inhabilitado para pilotar ferrrocarriles.

El conductor del convoy que cubría la ruta entre Madrid y Ferrol, de 52 años, fue detenido tras el accidente y este domingo declaró durante dos horas ante el juez del caso para dar su versión sober el accidente.

Según fuentes judiciales, el maquinista reconoció ante el juez Luis Aláez haber cometido una imprudencia a los mandos del tren.

Lea también: La versión del maquinista sobre el accidente de Santiago

"Dijo que iba muy deprisa"

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) informó en un comunicado que a Garzón Amo se le imputan 79 delitos de homicidio y una pluralidad de delitos de lesiones cometidos por imprudencia profesional.

Este domingo, un testigo que ayudó tras el accidente aseguró en entrevista con la BBC que el maquinista le dijo que "conducía muy rápido en el momento del descarrilamiento y que trató de frenar pero que era demasiado tarde".

"Decía que iba súper rápido y que debería haber reducido a 80 (kilómetros por hora)", afirmó el vecino de Santiago de Compostela Evaristo Iglesias.

Según Iglesias, minutos después del accidente él y un amigo se acercaron a ayudar al conductor y le oyeron hacer esas declaraciones.

Iglesias afirma que el conductor, que estaba impactado y aturdido, decía repetidamente que quería morir: "El conductor decía que quería morir, que quería morir... que no quería ver todo ese daño y prefería morir... que no quería ver el daño que había causado".

Contenido relacionado