España estudia medidas de represalia contra Gibraltar

Gibraltar
Image caption El territorio en disputa ha sido administrado por el Reino Unido durante 300 años.

El ministro de Relaciones Exteriores de España, José Manuel García-Margallo, dijo que su gobierno estudia medidas contra Gibraltar tras la decisión de las autoridades del Peñon de lanzar a aguas españolas cercanas 70 bloques de hormigón, algo que obstaculiza la labor de pesqueros españoles.

En declaraciones al diario ABC, el canciller español dijo que las medidas incluyen la posibilidad de investigar a unos 6.700 gibraltareños que tienen su residencia real en España pero no la fiscal y establecer una tasa de congestión a los vehículos que se dirijan o provengan del Peñon.

García-Margallo señaló que esa tasa podría ser de 50 euros para entrar y 50 euros más para salir.

El lanzamiento de los bloques, defendido por las autoridades gibraltareñas como un intento por crear un "arrecife artificial" que proteja los fondos marinos, incumple normas medioambientales, imposibilita el desarrollo de la actividad marisquera tradicional y dificulta la pesca de cerco (técnica de cercar al cardumen con la red), según las autoridades españolas.

La Guardia Civil española intensificó los controles en la frontera, con lo cual se forman largas fila de vehículos durante varias horas y se ha impedido la entrada de camiones cargados con piezas de cemento, según la queja de Gibraltar.

El Peñon, disputado por España, se encuentra bajo administración británica desde hace 300 años.

"Con Gibraltar se ha acabado el recreo de la época de Moratinos", dijo García-Margallo en la entrevista a ABC refiriéndose al excanciller español Miguel Ángel Moratinos.

"Nunca antes de Moratinos un ministro español de Exteriores había puesto a Gibraltar al mismo nivel que Reino Unido y España y reconocido algo como el Foro Tripartito. Eso fue un disparate", agregó.

Vea "Diez cosas que quizás no sabía de Gibraltar"