EE.UU.: muere joven colombiano tras ser impactado con una Taser

Israel Hernández
Image caption La familia de Israel Hernández se había mudado de Colombia a Miami hacía seis años.

Un joven colombiano murió luego de que la policía le disparara con una pistola Taser (arma de electrochoque) cuando fue sorprendido pintando un graffiti en una pared de un local de cómida rápida de Miami, Florida, informaron las autoridades el jueves.

Sus padres han denunciado la muerte -que califican de injusta- y han pedido una investigación independiente.

El martes, en torno a las 5:00 hora local, Israel Hernández-Llach, de 18 años, salió corriendo tras confrontar a la policía en la zona conocida como Little Buenos Aires, un enclave argentino de Miami Beach.

De acuerdo con la policía, los oficiales le dispararon en el pecho con una Taser –un dispositivo que emite una descarga eléctrica– luego de que rehusara a detenerse.

"Los oficiales se vieron obligados a usar la Taser para evitar un incidente físico", señaló el jefe de policía de Miami Beach, Raymond Martínez.

Tras ser arrestado, Hernández, un grafitero conocido como "Reefa", mostró "signos de compulsión médica" y fue trasladado de emergencia al Hospital Mount Sinai de Miami Beach, donde fue declarado muerto a las 6:00, expresó la policía.

La policía indicó que la causa de la muerte no ha sido determinada. Faltan por conocerse los resultados de la autopsia y las pruebas de toxicología.

Independiente

Image caption Hernández era conocido como "Reefa".

Amigos de Hernández dijeron a los medios locales que el joven era un apasionado grafitero que había pintado varios murales legales en el distrito artístico de Wynwood, al norte de Miami.

Su familia dio este jueves una conferencia de prensa junto a sus abogados en el departamento de policía de Miami Beach.

"No queremos que la policía de Miami Beach investigue al Departamento de Policía de Miami Beach. Pedimos una investigación independiente a cargo de una agencia externa", declaró José Javier Rodríguez, un abogado de la familia y un legislador por el estado de Florida. "No sabemos exactamente lo que sucedió, hay demasiadas preguntas sin respuesta".

Otro abogado de la familia, Jason W. Kreiss, dijo que lo hecho por el joven -vandalismo- no habría implicado un procesamiento judicial y que lo más probable era que hubiese enfrentado un castigo de servicio comunitario. "No hay justificación para esta clase de acción por un delito menor de segundo grado", dijo.

De acuerdo con la agencia de noticias Reuters, Martínez indicó que su departamento está investigando lo sucedido y expresó sus condolencias a la familia de Hernández-Llach.

Medios de comunicación colombianos, que citan información revelada por el diario The Miami Herald, señalan que el agente que usó el paralizador eléctrico contra Hernández, Jorge Mercado, fue obligado a tomar una licencia administrativa.

Daniela Llach, prima del joven, dijo al periódico colombiano El Tiempo que Hernández "se había ganado una beca para estudiar en el Instituto de Bellas Artes y que tenía el sueño de diseñar patinetas con sus dibujos".

Protesta

Image caption Este fue el graffiti que le costó la vida a Israel Hernández, en Miami Beach.

El diario colombiano informó que los amigos del joven están planificando una marcha en Miami para este viernes a la 1 de la tarde.

El padre del joven muerto, Israel Hernández-Bandera, afirmó que la muerte de su hijo fue "un acto de barbarie", mientras que su hermana, Offir Hernández-Llach, declaró a un canal de televisión local: "Mi hermano está muerto, ¿no? Esta vez fueron demasiado lejos".

Por su parte, dos amigos del joven que dijeron haber sido testigos del incidente, Félix Fernández y Thiago Souza, comentaron a la prensa que los policías estaban riendo y aplaudiendo cuando él cayó por el efecto de la Taser.

La noche del jueves hubo una vigilia en Miami Beach, entre la avenida Collins y la calle 71, en la cual no faltaron momentos de tensión entre la policía y los manifestantes. Uno de ellos comparó el caso de Israel con el de Trayvon Martin, el adolescente muerto de un balazo por el vigilante voluntario George Zimmerman.

Lea también: protesta contra el veredicto del caso Zimmerman

Contenido relacionado