Tensión en la región de Cachemira controlada por India

Manifestantes furiosos
Image caption Manifestantes furiosos en Kishtwar se han enfrentado con palos y piedras.

Las fuerzas de seguridad en la región de Cachemira administrada por India han hecho disparos de advertencia para hacer cumplir el toque de queda en una ciudad que ha sido sacudida por enfrentamientos entre musulmanes e hindúes.

El ejército ha sido desplegado tras los enfrentamientos del viernes entre las dos comunidades que dejaron dos muertos y más de veinte heridos en la ciudad de Kishtwar. Informes indicaron que la violencia fue provocada después de que hindúes expresaran su rechazo a consignas en contra de India entonadas tras las oraciones de Eid, que marcaron la culminación del mes sagrado del Islam, el Ramadán. Los funcionaros señalaron que la situación aún es tensa y que agentes adicionales fueron desplegados para garantizar la seguridad. Por otra parte, India acusó a Pakistán de violar el actual cese al fuego que impera en la Línea de Control, que separa la región de Cachemira entre los dos países. Pakistán aún no ha respondido a la acusación.

Contenido relacionado