Perú: realizarán pruebas de ADN tras golpe contra Sendero Luminoso

  • 13 agosto 2013

La identidad de dos presuntos cabecillas de Sendero Luminoso muertos el fin de semana en un enfrentamiento con fuerzas de seguridad será determinada en un exámen de ADN en Lima.

Los restos de los fallecidos fueron trasladados a la capital peruana, según confirmó el ministro de Defensa peruano, Pedro Cateriano.

Las muertes fueron calificadas como "un golpe serio e irreversible" a Sendero Luminoso, dijo el presidente Ollanta Humala.

"La caída del número 1 y 2 de la estructura militar de los terroristas en el VRAEM (Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro, principal valle productor de coca del país ubicado en una zona selvática de difícil acceso) es un daño irreparable a esta organización", señaló Humala a la televisión estatal.

El mandatario dijo que los cabecillas eran los "camaradas Alipio" y "Gabriel", alias de Alejandro Borda Casafranca y Marco Antonio Quispe Palomino, respectivamente, aunque la identidad plena sólo será confirmada luego de la prueba de ADN.

"Los peritos en Pichari (localidad más cercana al lugar del enfrentamiento) aseveran que se trata de los delincuentes terroristas 'Alipio' y 'Gabriel', no obstante vamos a esperar los resultados de las pruebas de ADN que se realizarán", dijo por su parte Cateriano.

"El tercer fallecido no tiene identificación, pero confiamos que autoridades competentes lo podrán identificar", agregó.

El enfrentamiento tuvo lugar en la localidad de Llochegua.

"Alipio", de 46 años, participó según informes en emboscadas al Ejército y la Policía desde 2009 y en 2012 dirigió el secuestro de 36 trabajadores de empresas proveedoras del consorcio de gas de Camisea.