Tensión entre Costa Rica y Nicaragua por reclamo territorial

Laura Chinchilla, presidenta de Costa Rica
Image caption La presidenta de Costa Rica acusó a Ortega de ofender a los costarricenses.

La tensión entre Costa Rica y Nicaragua se disparó luego de que el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, dijera que reclamaría para su país la provincia costarricense de Guanacaste.

El comentario del mandatario fue desestimado por la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla.

"No aceptamos hablar con Nicaragua de Guanacaste. Costa Rica no acepta que se cuestionen sus derechos absolutos sobre la provincia de Guanacaste", afirmó la mandataria.

"El comandante que manda el régimen de Managua atropella la realidad histórica y jurídica para ofendernos y pretende engañar a su propio pueblo (...) a Guanacaste no pasarán", agregó Chinchilla, quien tildó la declaración de Ortega de "bravuconada".

"Fundamentos históricos"

Ortega afirmó el martes que consideraría acudir a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para reclamar la provincia de 10.141 kilómetros cuadrados, el 20% del territorio de Costa Rica.

"Eso le permitiría a Nicaragua recuperar un inmenso territorio, si la sentencia favoreciera a Nicaragua", dijo Ortega, quien señaló que existen "fundamentos históricos" de que Guanacaste fue "cedida" a Costa Rica a principios del siglo XIX.

San José anunció que las primeras medidas ante las declaraciones fue enviar una nota formal de protesta y llamó a su embajador en Managua, Javier Sancho, a consultas.

La presidenta también anunció que presentará su queja a la Organización de Estados Americanos y a Naciones Unidas.

Los límites entre Costa Rica y Nicaragua fueron establecidos en 1858, pero ambos países llevan años enfrentándose por disputas limítrofes.

Guanacaste es uno de los mayores atractivos turísticos del país por sus playas y riquezas naturales.

Según el experto en derecho internacional nicaragüense Mauricio Herdocia Sacasa, sin embargo, las declaraciones de Ortega no parecían tener otro objetivo que ofrecer un contexto histórico sobre los disputas territoriales de Nicaragua.

"Hay que ponerlas en contexto. Me parece -pero obviamente es una interpretación personal- que el presidente simplemente estaba recordando que a través de su historia Nicaragua ha sido objeto de numerosos despojos", dijo a BBC Mundo Herdocia, quien también destacó que en su intervención Ortega también había reafirmado que Nicaragua siempre sería respetuosa de la decisión de las cortes internacionales.

Image caption El diferendo con Colombia favoreció a Nicaragua en la Corte Internacional de La Haya.

"En ningún momento dijo que se iba a demandar (a Costa Rica ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya). Ocupó la palabra 'eventualmente', habló de considerarlo", explicó.

"Y ni siquiera el equipo nicaragüense en La Haya estaba enterado del tema, más allá de lo que dijo el presidente", recalcó Herdocia, quien se ha desempeñado como asesor del Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua en otros diferendos.

Para el experto, las prioridades de Nicaragua en estos momentos son además otras: garantizar el cumplimiento de la última resolución de La Haya en el diferendo limítrofe con Colombia y atender la disputa con Costa Rica por "actividades cerca de la zona fronteriza".

"El problema de fondo es que como no hay un diálogo bilateral entre los dos países, la retórica sale al nivel internacional sin pasar por los filtros diplomáticos", expresó.

"Es imperativo volver al diálogo bilateral para evitar malentendidos", recomendó.

Contenido relacionado