Colombia vive jornada de protestas

Protestas en la región de Catatumbo, Colombia
Image caption El gobierno de Juan Manuel Santos ha tenido que lidiar con varias protestas campesinas.

Caficultores, campesinos, transportistas y mineros son sólo algunos de los gremios que participan en un paro nacional convocado en Colombia para este 19 de agosto, día feriado en el país suramericano.

La mayor parte de los manifestantes reclaman mayor apoyo por parte del gobierno al agro colombiano, que se ha visto particularmente afectado por la entrada en vigor de varios Tratados de Libre Comercio, al tiempo que denuncian el incumplimiento de varias promesas gubernamentales.

Las autoridades, por su parte, han dicho que respetarán el derecho a la protesta, pero que no permitirán el bloqueo de carreteras.

Y el presidente Juan Manuel Santos también anunció que no negociará en medio del paro.

"No nos sentamos a ningún tipo de diálogo hasta que levanten los bloqueos", insistió Santos durante el fin de semana.

Lea también: La 'primavera colombiana' se queda en el campo

Con apoyo de las FARC

El sector salud también participa en la protesta en demanda de mayores recursos para los hospitales.

Los miembros de la Asociación Nacional Sindical de Trabajadores y Servidores Públicos de la Salud, que tiene unos 16.000 miembros, anunciaron que durante la jornada solamente atenderán emergencias.

Mientras, entre las agrupaciones campesinas que convocaron a la protesta se destacan las de productores de papa, cacao, arroz y panela, así como algunas asociaciones de ganaderos y lecheros.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), por su parte, este lunes hicieron público un comunicado expresando su apoyo a la protesta.

"Creemos que no hay nadie que no conozca las razones que motivan la indignación de los sectores populares más humildes y empobrecidos, o más golpeados por las políticas económicas neoliberales", se lee en el comunicado, en el que también le piden al gobierno no criminalizar la protesta social.

"Esperamos que la manida costumbre del gobierno de identificar toda manifestación de inconformidad social y popular con el supuesto coco de las FARC, no dé motivo para tratamientos violentos por parte de las fuerzas del Estado contra quienes aspiran con la protesta obtener soluciones prontas y eficaces a sus represados problemas", pidió el grupo guerrillero en el comunicado.

Lea también: "No es aceptable que las FARC pretendan hacer política en este momento"