Colombia: el "paro nacional" se traslada a las ciudades

Protesta estudiantil en Colombia
Image caption Los estudiantes colombianos tienen previsto marchar por las calles de Bogotá.

Estudiantes y sindicalistas colombianos se sumarán este martes a las protestas convocadas por campesinos, transportistas y mineros que demandan mayor atención y ayudas del gobierno.

Varias movilizaciones están convocadas en la capital, Bogotá, y otras ciudades del país, para el que será el segundo día de un "paro nacional" hasta el momento ha dejado 33 arrestos.

Convocado originalmente por caficultores y campesinos afectados por la entrada en vigencia de varios Tratados de Libre Comercio, el paro ha terminado movilizando a varios sectores descontentos con las políticas del gobierno.

Pero según el presidente Juan Manuel Santos, hasta el momento las protestas no han tenido "la magnitud que se esperaba".

"Respetamos la protesta social como parte de la democracia, pero no permitiremos que servicios de salud sean interrumpidos en la jornada", dijo también el mandatario vía Twitter.

"A los ciudadanos, un llamado para que reporten situaciones anormales en la prestación de servicios de salud o que afecten su seguridad", pidió.

Lea también: Colombia vive jornada de protestas

Lo social vs lo político

El ministro del Interior, Fernando Carrillo, dijo por su parte que el gobierno tenía abiertas "mesas de diálogo con todos los sectores… con los indígenas, con los camioneros, con los cafeteros".

"Vamos a seguir en el diálogo siempre y cuando se respete la protesta pacífica", aseguró Carrillo, quien sin embargo insistió en la necesidad de diferenciar entre demandas sociales y gremiales, de "más fácil cumplimiento", y demandas políticas, que el gobierno no parece dispuesto a discutir en este contexto.

Entre las demandas de la denominada Mesa de Interlocución y Acuerdo Agropecuaria y Popular, MIA, que se autopropone como la instancia adecuada para llegar a acuerdos, están la "implementación de medidas y acciones frente a la crisis de la producción agropecuaria" y "mayor inversión social en la población rural y urbana en educación, salud, vivienda, servicios públicos y vías".

Pero el pliego de peticiones del MIA también incluye temas como "acceso a la propiedad de la tierra", "reconocimiento a la territorialidad campesina", "la participación efectiva de las comunidades y los mineros pequeños y tradicionales en la formulación y desarrollo de la política minera" y la adopción de "medidas y garantías reales para el ejercicio de los derechos políticos de la población rural".

Contenido relacionado