Desertores de Corea del Norte relatan a la ONU "brutalidad" de prisiones

Desertores de Corea del Norte hablan con investigadores internacionales sobre la "brutalidad" de las cárceles del país.

Shin Dong-hyuk dijo que unos guardias le cortaron un dedo porque se le cayó una máquina de cocer.

Jee Heon-a, quien también estuvo preso, describió en detalle cómo una madre fue obligada a matar a su propio hijo.

El panel de tres investigadores, organizado por las Naciones Unidas, entrevistará a docenas de testigos en Seúl y en Japón.

Entre las personas con las que van a dialogar están norcoreanos que han abandonado el país recientemente.

Pyongyang se ha negado a reconocer la comisión y dar acceso a los investigadores.

Lea: La BBC se infiltra en Corea del Norte

Contenido relacionado