Rousseff afirma que se arriesgó la vida de senador boliviano en su fuga

Roger Pinto
Image caption La fuga de Pinto generó molestia en las autoridades bolivianas.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, afirmó este martes que la vida del senador boliviano Roger Pinto fue puesta en riesgo en la acción que le permitió fugarse de su país, con ayuda de un diplomático brasileño.

"Sin salvoconducto del gobierno boliviano, (Brasil) no podía colocar en riesgo la vida de una persona que estaba bajo su resguardo", dijo Rousseff este martes y calificó como "inaceptable" el procedimiento.

La huida de Pinto a Brasil el fin de semana, tras estar refugiado más de un año en la embajada brasileña en La Paz, generó molestia en autoridades de Bolivia que sostienen que el político opositor debe responder por varios crímenes que él rechaza.

El episodio causó la renuncia del canciller brasileño Antonio Patriota el lunes, después que el encargado de negocios de la embajada, Eduardo Sabiola, admitiera que usó su inmunidad diplomática para llevar a Pinto a la frontera y librarlo del encierro en la embajada.

"Negociamos en varios momentos el salvoconducto y no lo conseguimos. Lamento profundamente que un asilado brasileño haya sido sometido a la inseguridad que éste fue", sostuvo Rousseff.

Lea también: El misterioso escape del Assange boliviano a Brasil

Contenido relacionado