EE.UU. no bloqueará leyes de marihuana en Colorado y Washington

  • 29 agosto 2013
Planta de marihuana
Image caption Colorado y Washington aprobaron en 2012 la autorización del consumo de marihuana.

El gobierno de Estados Unidos permitirá que dos estados regulen de forma independiente el consumo interno de marihuana en pequeñas cantidades con fines recreativos.

El secretario de Justicia, Eric Holder, aseguró que no intentarán bloquear las leyes estatales aprobadas el año pasado en Colorado y Washington.

Sin embargo, dijo, se reservan el derecho de presentar una demanda en caso de que se violen las normas federales.

El departamento de Justicia aseguró que su prioridad sería centrarse en la persecución de la distribución de la droga a menores y en evitar que el dinero de las drogas llegue a manos criminales.

Colorado y Washington aprobaron por voto popular en 2012 la autorización del consumo de marihuana en adultos. Sin embargo, se esperaba la resolución federal para poner en marcha la regulación correspondiente a nivel local.

La ley federal prohíbe tanto el uso de marihuana como su posesión.

"Derrotado"

Image caption El secretario de Justicia aseguró que no intentarán bloquear las leyes estatales de Colorado y Washington.

Además de los dos estados que legalizaron la droga, otros 20 estados y Washington DC permiten el uso de la marihuana con fines médicos, una medida más estricta.

"Para estados como Colorado y Washington… el departamento espera que establezcan esquemas regulatorios estrictos", explicó mediante un comunicado el departamento de Justicia.

La entidad federal agregó que estaba "aplazando su derecho a impugnar las leyes de legalización en este momento".

Dan Riffle, del grupo a favor de la legalización de la droga Marijuana Policy Project, llamó al cambio en la normativa "como una clara señal de que los estados son libres de determinar sus propias políticas".

Mientras que la directora ejecutiva del grupo llamado Fundación para una America libre de Drogas dijo que Holder se había "rendido".

"Él esencialmente está poniendo en marcha un tsunami que sin duda llevará a que demasiados jóvenes en EE.UU. se vean sometidos a la esclavitud química", aseguró Calvina Fay.

Contenido relacionado