Excavan sitio de la batalla más sangrienta entre Escocia e Inglaterra

Arqueólogos han comenzado a excavar el sitio de la batalla más grande y sangrienta entre Escocia e Inglaterra -la batalla de Flodden de 1513- , considerada como uno de los momentos más oscuros de la historia escocesa.

Unos 14.000 soldados, entre ellos el rey de Escocia, murieron cuando Escocia invadió Inglaterra en un intento de desviar las fuerzas inglesas de la guerra en Francia.

Los especialistas esperan encontrar los cuerpos y declarar el lugar como una tumba de guerra.

Una exposición acaba de abrir en Edimburgo para celebrar el quinto centenario de la batalla, justo un año antes de que los escoceses voten en un referendo sobre su independencia.

Contenido relacionado