Brasil pide explicaciones a EE.UU. por supuesto espionaje a Petrobras

Dilma Rousseff
Image caption Rousseff afirmó que Petrobras no representa ningún peligro para la seguridad de ningún país.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, respondió este lunes a los informes de prensa que señalan que Estados Unidos investigó a la compañía petrolera Petrobrás y señalo que, de comprobarse, se trataría de espionaje industrial sin ninguna justificación por motivos de seguridad.

Rousseff afirmó que esa versión demostraría que la motivación "no es la seguridad o el combate al terrorismo, sino intereses económicos y estratégicos" ya que Petrobras no representa ninguna amenaza para la seguridad de ningún país, sino que maneja "una de las principales reservas de petróleo y una propiedad del pueblo brasileño".

Las declaraciones de la presidenta brasileña se producen después de que la cadena Globo informase el domingo que la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA, por sus siglas en inglés) hackeó el sistema informático de Petrobras y otras compañías, incluida Google Inc., según documentos filtrados por el exagente de inteligencia Edward Snowden.

El gobierno brasileño divulgó este lunes un comunicado en el que dice que va a pedir explicaciones a EE.UU. sobre esa denuncia.

Estas nuevas informaciones surgen en un momento de tensión diplomática entre Brasil y Estados Unidos por otros documentos que sugerían que la NSA monitoreó las comunicaciones de Rousseff y del presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Contenido relacionado