Reanudan juicio en Rumania por el "robo del siglo" en Holanda

La corte en Bucarest donde se juzga a los acusados por robo de obras maestras.
Image caption Corte en Bucarest donde se juzga a los sospechosos del robo.

El juicio por el robo en 2012 de valiosas obras de arte del Museo Kunsthal de Rotterdam, Holanda, se reanuda este martes en Bucarest con la duda de si los cuadros fueron destruidos, como confesó la madre de uno de los sospechosos.

Seis hombres están acusados de robar lienzos por valor de decenas de millones de dólares, entre los que se encuentran un Picasso y dos Monet.

El proceso se suspendió hace un mes para que el tribunal evaluara que los acusados fueran puestos en libertad bajo fianza, pero esta petición de la defensa fue denegada.

El presunto cabecilla de la banda se ha negado a revelar la ubicación de las pinturas, a menos que el juicio sea trasladado a Holanda, porque dice que no confía en la justicia rumana.

Su madre dijo que quemó las pinturas para proteger a su hijo cuando éste estaba a punto de ser arrestado, aunque luego se retractó de su declaración.

Sin embargo, peritos rumanos aseguraron que existen restos de obras entre las cenizas halladas en su casa.

Considerado como el "robo del siglo" en Holanda, los presuntos ladrones, que vivían en ese país, habrían perpetrado el crimen en la madrugada del 16 de octubre del año pasado.

Las obras robadas incluyen "Cabeza de Arlequín", de Picasso; "La Lectora en Blanco y Negro", de Matisse; y "El Puente Waterloo de Londres", de Monet;

Las obras de arte son tan sumamente conocidas que los expertos auguran que serán casi imposibles de vender.

Contenido relacionado