JP Morgan pagará multa de US$920 millones a reguladores

  • 19 septiembre 2013
Oficinas de JP Morgan
Image caption El banco aceptó su responsabilidad.

El banco de inversión estadounidense JP Morgan Chase accedió a pagar US$920 millones a cuatro reguladores financieros británicos y estadounidenses por una pérdida de US$6.000 millones acumulados en las transacciones de "la ballena de Londres", un escándalo de operaciones bursátiles.

Las maniobras en Londres de los operadores de bolsa de JP Morgan, el mayor banco estadounidense por activos financieros, provocaron el hundimiento de la cotización del banco en EE.UU. tras acumular enormes pérdidas en operaciones de derivados a principios del año pasado.

"Hemos aceptado la responsabilidad y admitimos nuestros errores desde el inicio, y hemos aprendido de ellos y trabajado para resolverlos", dijo el presidente ejecutivo del banco, Jamie Dimon, en un comunicado.

Dos ex operadores de bolsa de JP Morgan se enfrentan a cargos penales en EE.UU. y están acusados de llevar a cabo registros falsos en las transacciones y cometer fraude electrónico, cargos que ambos niegan.

Además, niegan la acusación de mentir sobre el tamaño de sus operaciones con el fin de ocultar sus pérdidas crecientes.

Uno de ellos, Bruno Iksil, conocido como la "Ballena de Londres" por el tamaño de sus transacciones, ha sido señalado como uno de los responsables de que JP Morgan perdiera más de US$6.000 millones.

Contenido relacionado