China: cadena perpetua para Bo Xilai

  • 22 septiembre 2013
Bo Xilai
Los chinos siguieron el día a día del proceso legal.

El desacreditado político chino, Bo Xilai, fue declarado culpable este domingo de soborno, abuso de poder y corrupción, y sentenciado a cadena perpetua.

Bo fue destituido de su cargo el año pasado en medio de un escándalo que relacionaba a su esposa Gu Kailai con el asesinato del empresario británico Neil Heywood, por el que luego fue condenada a pena de muerte suspendida.

El juez rechazó considerar que la confesión de Bo se había realizado bajo coacción y confirmó los tres casos en su contra, aunque aún tiene derecho a apelar.

Bo Xilai estaba presente en el Tribunal Popular Intermedio de Jinan, en la provincia de Shandong, cuando fue comunicado el veredicto.

Se cree que su juicio fue el más politizado en China en décadas.

Lea también: Drama en la corte china, el fascinante juicio contra Bo Xilai

Un juicio distinto

Bo, exjefe del partido de Comunista en la ciudad de Chongqing, negó todas las acusaciones en su contra durante el juicio.

Al dictar la sentencia, el juez dijo a Bo había perjudicado los intereses nacionales de China y de su pueblo, al utilizar erróneamente su posición en el poder de recibir sobornos por un total de 20 millones de yuanes ($3,2 millones.

El corresponsal de la BBC, John Sudworth, quien esperaba fuera de la corte, dijo que el juez desestimó los argumentos de la defensa de Bo.

El juicio que culminó el pasado mes de agosto fue interesante de seguir por dos razones.

En primer lugar, las autoridades publicaron en internet los detalles del proceso: transcripciones de diálogos, fotografías en incluso audios y clips de video. Un nivel de transparencia nunca antes visto.

En segundo lugar, la información que emergió del tribunal contiene una infinidad extraordinaria de detalles, a los que los chinos no suelen tener acceso cuando se trata de sus líderes.

Contenido relacionado