Ordenan la "detención inmediata" de cura argentino condenado por abuso sexual

Julio César Grassi
Image caption Grassi insiste en que es inocente.

El sacerdote católico argentino, Julio César Grassi, deberá ir a prisión cuatro años después de haber sido declarado culpable de abusar sexualmente de un joven.

Un tribunal de la provincia de Buenos Aires rechazó un recurso presentado por Grassi, en el que solicitaba continuar bajo arresto domiciliario mientras apelaba contra su condena de 15 años, y ordenó su "detención inmediata".

Grassi fue declarado culpable en 2009 de abusar de un adolescente en su fundación "Niños Felices", que maneja varios hogares de niños en Argentina.

El cura, sin embargo, insiste en que es inocente y que el caso en su contra está basado en pruebas falsas.

Contenido relacionado