Las protestas y la represión no ceden en Sudán

Gasolinera quemada
Image caption Durante las protestas hubo actos vandálicos, como por ejemplo, contra esta gasolinera.

Miles de personas volvieron a tomar este viernes las calles de las principales ciudades sudanesas para protestar contra la decisión del gobierno de terminar con el subsidio a los combustibles.

La policía utilizó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes en la ciudad de Omdurman, que está del otro lado del río de la capital Jartún.

El gobierno sudanés cerró además las oficinas de dos cadenas internacionales de televisión, al-Arabiya y Sky News Arabia, tras quejarse por la forma en que estos medios cubrieron las protestas.

Activistas declararon que más de 180 personas han muerto en las manifestaciones que comenzaron el lunes pasado.

Las autoridades responden que los muertos han sido 29.