Se repite la violencia en las calles de Río de Janeiro y Sao Paulo

protestas, rio de janeiro
Image caption La violencia estuvo presente de nuevo tras la marcha de profesores.

Manifestantes y la policía se enfrentaron violentamente por segunda semana consecutiva en las ciudades más grandes de Brasil -Río de Janeiro y Sao Paulo- luego de que miles de personas apoyaran a los docentes en huelga.

Poco después de que más de 5.000 personas terminaran una marcha de forma pacífica, un grupo más pequeño cubierto con máscaras atacó tiendas, prendió fuego a un auto de la policía y arrojó cocteles molotov.

También se registraron enfrentamientos en Sao Paulo, donde saquearon tiendas.

La policía respondió con gas lacrimógeno y pimienta y detuvo a decenas de personas.

En los enfrentamientos, cuatro agentes resultaron heridos y siete bancos resultaron afectados, según la agencia de noticias Reuters.

Como medida de prevención, muchos establecimientos habían tapiado sus ventanas luego de que las protestas de la semana pasada se tornaran violentas.

El corresponsal de la BBC en Río de Janeiro, Wyre Davies, explicó que "entre los varios miles de profestores había de nuevo grupos de militantes, conocidos como los Black Blocs".

"La televisión mostró a los pequeños grupos de enmascarados vestidos de negro atacando bancos y prendiendo fuego alrededor del centro histórico de la ciudad (...) El continuo desorden y las violentas protestas representan una enorme preocupación para el gobierno brasileño a sólo ocho meses del Mundial de Fútbol", agregó Davies.

Vea también: Black Blocs, el violento enigma que sacude a Brasil

Image caption El grupo anarquista Black Blocs de nuevo apareció tras la marcha pacífica de profesores.
Image caption Los daños a la propiedad fueron cuantiosos.
Image caption La policía antimotines detuvo a decenas de personas.

Contenido relacionado