Murió en Belgrado la esposa del Mariscal Tito

  • 20 octubre 2013
Jovanka Broz y su esposo el mariscal Josip Broz "Tito" en 1977
Jovanka fue la tercera esposa de Tito, con quien aparece en esta foto de 1977.

Murió este domingo en Belgrado Jovanka Broz, la esposa de Josip Broz Tito, el fallecido líder de la desaparecida Yugoslavia y quien a la muerte de su esposo tuvo una vida de reclusión, mientras el país que ayudaron a construir se desintegraba.

Hasta 1980 Broz fue la primera dama de la federación yugoslava, pero tras la desaparición de Tito fue puesta bajo arresto domiciliario y sus propiedades confiscadas por el nuevo liderazgo del país.

Jovanka y Tito se conocieron en los años de la Segunda Guerra, cuando este era líder de las guerrillas partisanas que luchaban contra los nazis y ella integraba una brigada femenina guerrillera. Finalmente se casaron el 1952.

Al final de la guerra Tito tomó el poder y mantuvo unida la multiétnica Yugoslavia con mano de hierro, aunque mantuvo su distancia de la entonces Unión Soviética y cultivó relaciones amistosas con Occidente.

Tras la guerra que desintegro la antigua Yugoslavia, el gobierno mejoró sus condiciones de vida, aunque Broz se mantuvo siempre alejada de la mirada publica.

En una entrevista dada en 2001 se quejaban de que no tenía medios para mantenerse o pagar servicios de calefacción o luz.

El primer ministro de Serbia, Ivica Dacic, dijo este domingo que el país había perdió una testigo importante de la historia nacional

“Desafortunamente, la injusticia histórica había apenas empezado a corregirse hacia el final de su vida” dijo Dacic, en referencia a las penurias que sufrió tras su caída del poder y a que no fue sino hasta 2009 que se le reconoció la nacionalidad serbia

Dacic aseguró que su gobierno favorecía la idea de que fuera enterrada en el mismo monumento en el que reposa Tito.