Corte europea insta a España a liberar a una etarra

La Corte Europea de Derechos Humanos dictaminó que España no debe negar a una mujer, en prisión por su participación en varios atentados en los ochenta, el derecho a una pronta liberación.

Inés del Río Prada, que es miembro del grupo separatista vasco ETA, cumple una condena de 30 años por su papel en los atentados.

La decisión del tribunal europeo, de que su sentencia podría reducirse por buena conducta, significa que decenas de etarras condenados podrían ser liberados. El fallo es definitivo y no puede ser recurrido.

La corte anuló la llamada "doctrina Parot" (toma su nombre del etarra Henri Parot), que en la jurisprudencia de la Corte Suprema española obliga a computar los beneficios penitenciarios sobre el total de las penas y no sobre el límite máximo de cumplimiento de 30 años de prisión, lo que supone un alargamiento de la estancia en la cárcel.

El fallo no menciona a otros 76 presos cuyo encarcelamiento se ha prolongado por aplicación de esta doctrina.

Contenido relacionado