El huracán Raymond se debilita pero aún sigue peligroso

  • 22 octubre 2013
Huracán Raymond. Imagen: Servicio Meteorológico Nacional, México
Image caption El huracán Raymond se debilita pero aún se le considera peligroso

En las últimas horas el huracán Raymond se ha debilitado y ahora se le considera un fenómeno de categoría 1 en la escala Saffir Simpson que tiene cinco niveles.

Sin embargo, la Secretaría de Gobernación de México advierte que el fenómeno todavía representa peligro, pues se mantiene estacionado en el Océano Pacífico frente a las costas de Michoacán y Guerrero.

El fenómeno tiene una gran cantidad de agua que puede provocar lluvias torrenciales en cuatro estados. Los pronósticos señalan que pueden caer hasta 150 litros de agua por metro cuadrado en muy poco tiempo.

"Se ha degradado pero eso no significa que el peligro se haya ido", dijo el gobernador de Guerrero Ángel Aguirre Rivero. En ese estado las clases y actividades laborales seguirán suspendidas por lo menos este martes. De acuerdo con el mandatario hasta el momento no se han presentado personas lesionadas ni fallecidas; el aeropuerto de Acapulco y las carreteras están en funcionamiento.

Raymond se encuentra a 155 kilómetros al sur de Zihuatanejo y a 215 kilómetros al oeste suroeste de Acapulco, ambos en Guerrero al sur del país.

Mantiene vientos de 150 kilómetros por hora y rachas de hasta 180 kilómetros. Su diámetro sigue en 600 kilómetros y provoca oleaje de hasta cuatro metros.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que el ciclón sigue con comportamiento errático, lo cual provocó que se acercara a las costas mexicanas. A pesar de su debilitamiento las autoridades mantienen el estado de alerta en la zona.

Mientras tanto en la región norte del país sigue su curso el frente frío número ocho, que al acercarse a la zona donde actúa Raymond provocará lluvias en al menos 23 de los 32 estados del país, según la Conagua.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.