Liberan en México a grupo de 61 personas secuestradas

  • 8 noviembre 2013
Inmigrantes centroamericanos cruzan México en tren
Image caption Cada año, miles de centroamericanos cruzan México en tren con la finalidad de llegar a EE.UU.

Las autoridades mexicanas dicen haber liberado a 61 personas que estaban siendo retenidas contra su voluntad en el estado de Tamaulipas, en el norte del país.

El vocero del gabinete de Seguridad del gobierno federal, Eduardo Sánchez, informó que 54 de los secuestrados eran extranjeros, la mayoría de Honduras y El Salvador. También se indicó que hay guatemaltecos, nicaragüenses y un estadounidense.

El grupo fue encontrado en un hotel y tres casas particulares en la ciudad de Reynosa, cerca de la frontera con Estados Unidos.

Juan Carlos Pérez Salazar, corresponsal de BBC Mundo en México indicó que la nacionalidad de los secuestrados, así como el lugar donde fueron liberados, hace suponer que se trata de inmigrantes que intentaban llegar a EE.UU.

El rescate de decenas de inmigrantes secuestrados no es nuevo en esta región. El pasado 30 de octubre, 73 personas -en su mayoría de Centroamérica- fueron liberadas por las autoridades en la misma ciudad.

El corresponsal agregó que los migrantes centroamericanos que se dirigen a EE.UU. son cada vez más vulnerables a los poderosos carteles de droga en México.

Negocio lucrativo

Nuestro corresponsal en México indicó que algunas organizaciones aseguran que el tráfico de personas se ha convertido en el segundo negocio más lucrativo para los grupos delictivos después del tráfico de droga.

Uno de los carteles involucrados en este crimen son los Zetas, quienes tienen presencia tanto en el sur del país -frontera con Guatemala- como en el norte.

Uno de sus negocios es exigir dinero a las personas que intentan subir a "La Bestia", un tren de carga conocido en toda la región porque los inmigrantes -en especial centroamericanos- lo utilizan para intentar llegar a Estados Unidos.

Se conocen múltiples historias de personas que han sido arrojadas del tren en marcha por no tener suficiente dinero para pagar a los delincuentes.

También se revelado que los Zetas reclutan a algunos de los jóvenes inmigrantes, asesinando a quienes se niegan a unirse a sus filas.

Cuatro personas fueron detenidas en el operativo de este viernes. De ser halladas culpables enfrentan penas de hasta 36 años de cárcel.

Contenido relacionado