Arrestan en Venezuela al corresponsal del Miami Herald

  • 8 noviembre 2013
JIm Wyss
Image caption Wyss tiene su base en Bogotá, desde donde cubre la región Andina.

Las fuerzas de seguridad venezolanas arrestaron al corresponsal del diario The Miami Herald para la región andina mientras trabajaba en San Cristóbal, capital del estado Táchira, cerca de la frontera con Colombia.

El periodista Jim Wyss, de nacionalidad estadounidense, fue detenido por la Guardia Nacional y a continuación transferido a la Dirección General de Inteligencia Militar (DGIM).

La directora ejecutiva de The Miami Herald, Aminda Marques González, expresó su preocupación. “No parece haber base alguna para su detención y estamos intentando determinar qué es lo que está pasando. Estamos pidiendo que Jim Wyss sea liberado inmediatamente”, dijo, citada por su propio diario.

Una fuente del diario le contó a BBC Mundo que Wyss había llegado a Venezuela el pasado lunes y había estado trabajando por la zona del lago Maracaibo.

A San Cristóbal llegó el jueves. Allí sostuvo entrevistas con miembros de la opositora Mesa de la Unidad y mantuvo encuentros con periodistas locales.

Según la fuente, el propio Wyss le comentó que estaba preparando varias historias sobre la economía, la escasez y las elecciones locales del próximo 8 de diciembre.

SIP exige liberación

La Sociedad Interamericana de la Prensa (SIP) exigió al gobierno venezolano la inmediata liberación de Wyss.

Claudio Paolillo, presidente del cominté de Libertad de Prensa de la SIP, dijo que su detención se trataba de "una nueva demostradción de intolerancia por un régimen que día tras día muestra su desprecio por el trabajo de los periodistas y la libertad de prensa".

"Hacemos un llamado al sentido común y a que el gobierno del presidente Maduro no pisotee los principios de las convenciones internacionales sobre el respeto al trabajo de los corresponsales internacionales", dijo Paolillo, editor del semanario Búsqueda de Uruguay.

El diario matutino afirma haber contactado a las autoridades venezolanas. Periodistas locales dijeron haberlo visto en buen estado en dependencias del DGIM de San Cristóbal pero no pudieron hablar con él.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, suele arremeter con duras críticas contra periodistas de medios internacionales a los que acusa de conspirar contra su gobierno.

Lea también: Maduro califica de "ridículo" a BBC Mundo