Cadena perpetua para hombre chino que fingió comprar un banco estadounidense

El empresario chino Li Chunping, que se hizo famoso por asegurar que había comprado un banco de EE.UU. que resultó inexistente, fue condenado a cadena perpetua por fraude fiscal.

La sentencia condena a Li por haber evadido millones de dólares en impuestos con facturas falsas entre septiembre de 2011 y mayo de 2012.

A principios de 2012, Lin se había hecho popular cuando los medios locales reportaron que había comprado un banco estadounidense por US$60 millones.

Una adquisición internacional es una fuente de orgullo para los chinos en tanto muestra su creciente poderío económico.

La noticia le valió incluso para hacerse con un cargo como asesor municipal.

Pero la historia resultó ser falsa porque tal banco no existía, como no fue muy difícil comprobar.