Londres: las tres mujeres "esclavas por 30 años" estaban "aterrorizadas"

Lambeth
Image caption Las mujeres fueron rescatadas de una casa en el distrito de Lambeth, en el sur de Londres.

La policía de Reino Unido informó que la pareja que estaba siendo interrogada sobre tres mujeres que estuvieron retenidas como esclavas durante 30 años fue dejada en libertad bajo fianza.

Detectives revelaron el jueves que las mujeres -de 30, 57 y 69 años de edad- habían sido rescatadas de una casa del sur de Londres, el mes pasado.

Según los informes, las tres mujeres vivían en condiciones horribles y se les describe como profundamente traumatizadas.

El hombre y la mujer sospechosos, señalan las autoridades, están casados, tienen ambos de 67 años de edad y no son ciudadanos británicos. Ambos deberán presentarse ante un tribunal el próximo enero.

De acuerdo a la versión oficial, los funcionarios fueron contactados por la organización no gubernamental Freedom Charity después de que su personal recibiera una llamada de una mujer que decía que había estado retenida en contra de su voluntad por décadas.

Una malasia de 69 años, una irlandesa de 57 y una británica de 30, fueron rescatadas y ahora se encuentran en un lugar seguro.

La policía dijo que las mujeres no tienen conexión entre sí y que es probable que la más joven haya pasado toda su vida en situación de esclavitud.

Ahora todas están "muy traumatizadas", según las autoridades.

Andrew Wallis, de la organización benéfica Unseen (Invisibles), dijo a la BBC que las víctimas necesitarán toda una vida de atención psicológica y apoyo.

"Realmente tomarán el resto de sus vidas para resolver el trauma a la que han sido expuestas. Un informe reciente afirmó que el trauma que enfrentan los esclavos modernos es similar a la tortura", expresó Wallis.

Todavía quedan muchas interrogantes con respecto a las circunstancias del rescate, las condiciones del supuesto cautiverio y la pareja implicada en el caso.

Pero el jefe de policía de Devon y Cornwall, Shaun Sawyer, habló a los medios sobre la perspectiva de los comandantes de la policía sobre el tráfico y la esclavitud.

"Ya sea que alguien es traficado para explotación sexual, trabajo forzado o servidumbre doméstica, es control sobre un ser humano que es tratado como un artículo....eso es simplemente inaceptable".

Graves acusaciones

El inspector Kevin Hyland, de la unidad de Tráfico de Personas de la Policía Metropolitana, indicó que, según la evidencia, las mujeres pasaban la mayor parte del tiempo dentro de la casa y "tenían cierta libertad".

"Hemos puesto en marcha una amplia investigación para establecer los hechos relacionados con estas graves acusaciones", dijo el inspector.

"Un documental sobre matrimonios forzados, que fue transmitido por televisión y que explicaba la labor de la ONG Freedom Charity, fue el catalizador para que una de las víctimas pidiera ayuda y se lograra el rescate", explicó Hyland.

Aneeta Prem, fundadora de Freedom Charity, dijo a Sky News que las presuntas víctimas pudieron salir de la casa después de recibir la ayuda de la organización.

"Empezamos a conversar con ellas cada vez que podían, luego de que nos explicaran en cuáles momentos exactos podían hablar".

"Ya estaba previsto que salieran de la propiedad. La policía se encontraba en alerta", añadió.

Se cree que los dos detenidos eran los "jefes de la familia", dijo Prem, quien también agregó que las mujeres rescatadas sentían que estaban en "un peligro enorme " y se encontraban "absolutamente aterrorizadas".

Una calle "normal"

Image caption El inspector Kevin Hyland dijo que nunca antes habían visto un caso de "semejante magnitud".

La llamada de auxilio fue hecha por la mujer irlandesa quien dijo que había otras dos personas retenidas con ella.

Una investigación de la policía dio con la ubicación de la casa y después de "delicadas negociaciones" hechas por la organización caritativa, las mujeres acordaron reunirse el 25 de octubre con la policía en un lugar acordado.

Dos de las mujeres, la irlandesa de 57 años y la británica de 30 años, se reunieron con la policía y trabajadores de la organización, y mostraron a las autoridades el lugar en donde habían sido retenidas.

La malasia de 69 años fue rescatada de la casa y llevada con las demás a un lugar seguro.

Según las declaraciones de las autoridades, es "muy poco probable" que las presuntas víctimas estuvieran relacionadas con los sospechosos debido a sus nacionalidades.

En declaraciones a la BBC, Aneeta Prem dijo que la asociación está investigando cómo es que las mujeres permanecieron ocultas durante tanto tiempo.

"En una ciudad capital muy agitada a menudo no conocemos a nuestros vecinos. Estamos viendo personas que fueron mantenidas en contra de su voluntad en una calle residencial normal en el centro de Londres", dijo.

Añadió que las mujeres fueron muy valientes al ponerse en contacto por teléfono con la organización benéfica. Las presuntas víctimas pudieron salir de la casa después de recibir ayuda.

Prem dijo que las mujeres ahora tenían la oportunidad de reconstruir sus vidas.

Un portavoz del Ministerio del Interior aseguró: "El ministro está conmocionado por este lamentable caso y mientras la policía investiga a fondo lo que pasó aquí, ha dejado en claro su determinación de combatir el flagelo de la esclavitud moderna".

Frank Field, promotor del proyecto de ley contra la esclavitud moderna, dijo: "Fue increíblemente valiente que una de las víctimas pidiera ayuda. Aún queda mucho por hacer para ayudar a las víctimas que están por llegar".

Contenido relacionado