España prohíbe hablar por teléfono a los maquinistas

  • 3 diciembre 2013
Image caption El conductor del tren siniestrado, José Garzón, habla por teléfono instantes después de ser rescatado por la policía.

El gobierno español prohibirá a los conductores de tren utilizar teléfonos móviles en la cabina, excepto en casos de emergencia.

Es una consecuencia del fatal accidente de tren sucedido el pasado mes de julio en Santiago de Compostela, en el norte de España, donde murieron 79 personas.

Las investigaciones revelaron que el conductor del tren estaba hablando por teléfono momentos antes de descarrilar en una curva muy pronunciada.

El gobierno español también anunció que instalará cajas negras para registrar los datos similares a los que se instalan en los aviones.

Son dos de las veinte medidas para reforzar la seguridad ferroviaria que el Ministerio de Fomento está implementando tras el accidente de tren que se registró en Santiago el pasado mes de julio que ya están puestas en marcha.

Contenido relacionado