Filipinas: acuerdo con rebeldes para poner fin a conflicto de larga data

  • 9 diciembre 2013
Ejército filipino desplegado para controlar a los rebeldes
Image caption El gobierno filipino deplegó el ejército en el sur para controlar el accionar de los rebeldes.

El presidente de Filipinas, Benigno Aquino, celebró el alcance de un acuerdo para compartir el poder alcanzado con grupos rebeldes musulmanes, este lunes.

Según el mandatario, su gobierno espera que el convenio sea un anticipio del cierre definitivo de uno de los conflictos de más larga data en Asia.

El pacto alcanzado con los rebeldes establece el reconocimiento de una nueva región autónoma en el sur, que tendrá un gobierno elegido democráticamente en la zona de influencia del principal grupo insurgente, el Frente Moro de Liberación Nacional.

En tanto, el gobierno central seguirá siendo responsable por las tareas de defensa y las políticas exteriores y monetarias.

Sin embargo, Aquino anticipó que las próximas ruedas de diálogo con los grupos disidentes, en las que se incluirá un pedido para que éstos entreguen las armas, podrían ser mucho más complejas y prolongadas.

Vea: Gobierno comienza ofensiva contra rebeldes musulmanes

Contenido relacionado