Australia y Nueva Zelanda se unen para combatir desmanes por el alcohol

jovenes de fiesta en Australia
Image caption Cuatro de cada cinco australianos piensa que en el país hay un serio problema con el alcohol.

Autoridades de Australia y Nueva Zelanda realizan una operación conjunta de dos días para combatir la violencia asociada al consumo de alcohol.

Miles de efectivos policiales han sido desplegados como parte de la campaña anual llamada "Operación Unidad".

En el marco del operativo se realizaron cientos de arrestos de infractores a la ley que pone límites al consumo de alcohol cuando se conduce y otras normas similares.

Médicos en Sydney, la ciudad más poblada de Australia, dijeron que los hospitales no dan abasto para responder a los problemas de salud de emergencia relacionados con el consumo excesivo de alcohol.

Una encuesta realizada a principios de este año reveló que cuatro de cada cinco australianos sentían que la población de su país tenía un problema con el alcohol y que se necesitaba hacer más para detener la violencia vinculada a su consumo.

Contenido relacionado