El exfutbolista Gattuso, investigado por presunta compra de partidos

Exfutbolista Gennaro Gattuso, actual DT
Image caption Gattuso se retiró del fútbol en 2012 y fue entrenador en Suiza e Italia.

El futbolista retirado Gennaro Gattuso está en el centro de una investigación judicial por presunto arreglo de resultados de partidos de liga en Italia.

La policía italiana detuvo a otras cuatro personas en relación con la supuesta compra de resultados, un escándalo que sacude al mundo del fútbol en el país europeo y por el cual se han hecho más de 50 arrestos.

El amaño de los encuentros, según las sospechas, habría tenido lugar en la primera división hace tres temporadas.

Gattuso no ha hecho declaraciones públicas sobre la investigación.

El exfutbolista, de 35 años, ha sido un jugador clave tanto en la selección azzurra como en el AC Milan por buena parte de la pasada década.

Como jugador, Gattuso ganó dos títulos de la Serie A y dos Ligas de Campeones durante sus 13 años como jugadore del Milan, además de coronarse campeón con Italia en el Mundial de Alemania 2006.

Se retiró de las canchas en 2012. Este año ha asumido la responsabilidad de entrenar a dos equipos, pero fue despedido de ambos tras dirigir sólo unos pocos partidos. Primero del Sion de Suiza, en mayo, y luego del Palermo, en septiembre.

El presidente del club de la segunda división italiana justificó por entonces su decisión declarando que quizá el Palermo era "una responsabilidad demasiado grande" para un entrenador recién estrenado como Gattuso.

El ex jugador sólo dirigió al equipo siciliano seis partidos.

Otros jugadores investigados

El fiscal de Cremona (en el norte de Italia), Roberto di Martino, le dijo a la agencia de noticias AP que tanto Gattuso como el ex jugador del Lazio y del Milan Cristian Brocchi presuntamente formaban parte de un grupo que se dedicaba a amañar partidos de primera división en la temporada 2010-2011.

Image caption Al parecer el negocio consistía en vender los resultados en el mercado negro de las apuestas.

La prensa italiana asegura que los jugadores aún en actividad Claudio Terzi, del Palermo, y Fabrizio Grillo, del Siena, también están siendo investigados junto con otros nombres del fútbol italiano.

Los medios de comunicación locales agregan que en este momento se investigan otros 53 presuntos intentos de alterar el resultado de encuentros en la temporada 2012-2013.

Los principales beneficiarios, además de los propios acusados, serían apostadores a los que se les garantizaba un resultado de antemano.

El fraude funcionaba de la siguiente manera, según explica la prensa deportiva italiana: los arrestados recibían información sobre los resultados directamente del club y la vendían en el mercado negro de las apuestas por tarifas que llegaban supuestamente a 600.000 euros (más de US$800.000).

Vea: "El fútbol italiano debería ser suspendido"

Contenido relacionado