Raúl Castro pide "relaciones civilizadas" con Estados Unidos

  • 22 diciembre 2013
Raúl Castro
Raúl Castro inició un programa de reformas económicas, aunque los críticos dicen que va demasiado lento.

El presidente de Cuba, Raúl Castro hizo un llamado a Estados Unidos para establecer "relaciones civilizadas", diciendo que los dos países deben respetar sus diferencias.

El mandatario cubano agregó que EE.UU. debería abandonar su demanda de cambio de régimen para que ambas partes puedan continuar trabajando en mejorar sus relaciones.

Sus comentarios ocurren después de un apretón de manos público con el presidente Barack Obama en el funeral de Nelson Mandela en Sudáfrica, a principios de diciembre.

EE.UU. rompió relaciones con Cuba en 1961 después de la revolución en la isla y mantiene un embargo económico contra la isla.

"Respetuo mutuo"

En un inusual discurso público, el presidente Castro reveló que funcionarios cubanos y estadounidenses se habían reunido varias veces durante el último año para discutir asuntos prácticos como inmigración y el restablecimiento de un servicio de correo.

Eso demuestra que las relaciones pueden ser civilizadas, apuntó Castro.

Pero advirtió que "si realmente deseamos avanzar en las relaciones bilaterales, tendremos que aprender a respetar mutuamente nuestras diferencias y acostumbrarnos a convivir pacíficamente con ellas" de lo contrario, dijo, los cubanos estarían dispuestos a otros 55 años como los anteriores.

"No reclamamos a Estados Unidos que cambie su sistema político y social, ni aceptamos negociar el nuestro", recalcó Castro a los diputados durante la última sesión del año de la Asamblea Nacional.

Las relaciones entre los dos vecinos han tenido un tinte de mejoría, recientemente, aunque los obstáculos para una reconciliación continúan, indicó la corresponsal de la BBC Sarah Rainsford, en La Habana.

Reformas

El apretón de manos entre los dos mandatarios dio mucho de qué hablar.

Desde que Raúl Castro recibió el poder de su hermano Fidel, en 2006, ha iniciado un programa de reformas económicas que han ayudado a relajar las tensiones con EE.UU.

Sin embargo, los críticos mantienen que los cambios han sido demasiado lentos.

Pero Castro señaló que el proceso de reforma en Cuba no puede ser apurado o conduciría al fracaso.

Entre los cambios más recientes está el anuncio del fin de las restricciones a la compra-venta de autos particulares nuevos y usados.

Cualquier individuo con el dinero suficiente podrá ahora comprar un vehículo de un concesionario estatal. Hasta ahora, solo aquellos con permisos especiales podían hacerlo.

Aunque el mandatario cubano no mencionó el saludo inédito con Barack Obama, durante los funerales del fallecido líder sudafricano Nelson Mandela, el apretón de manos entre los dos en Soweto, a comienzos de mes, generó expectativas sobre las relaciones bilaterales.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.