La ONU asegura que no dejará Sudán del Sur pese a la violencia étnica

Complejo de la ONU en Bor, Sudán del Sur
Image caption Más de 15.000 personas se refugiaron en el complejo de la ONU en Bor, en Sudán del Sur.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró que no abandonará a los civiles en Sudán del Sur, después de una semana de violencia étnica que alimentó los temores de una posible guerra civil en el país.

Un portavoz de la organización internacional en la capital, Juba, dijo a la BBC que en un complejo de la ONU se albergan más de 20.000 personas que llegaron en busca de refugio.

El vocero, Joseph Contreras, indicó que los refugiados están seguros por el momento. Pero indicó que la ONU no podía hacer la distribución de comida en la ciudad.

Según señaló, muchos vecindarios de Juba están desiertos y los pobladores se han desplazado en masa hacia la frontera con Uganda.

Los enfrentamientos entre las fuerzas leales al presidente Salva Kiir y los partidarios de su rival, Riek Machar, se han expandido por distintas regiones del país.

Vea: Cuatro preguntas para entender el drama en el país más joven del mundo

Contenido relacionado