Líder rebelde en Sudán del Sur participará en conversaciones de paz

  • 31 diciembre 2013
Desplazados por la violencia en Sudán del Sur
Image caption Los enfrentamientos iniciados el 15 de diciembre dejaron más de mil muertos y al menos 80.000 desplazados.

El exvicepresidente y líder rebelde de Sudán del Sur, Riek Machar, dijo a la BBC que participará en las conversaciones de paz para poner fin a dos semanas de violencia en su país.

Machar señaló que enviará una delegación a un encuentro en Etiopía y confirmó que sus fuerzas recapturaron la ciudad estratégica de Bor.

El ejército sursudanés había a su vez recuperado el control de Bor de manos rebeldes la semana pasada en el marco del actual conflicto que comenzó el 15 de diciembre y ha dejado más de mil muertos y al menos 80.000 desplazados.

Un comandante del ejército dijo a la agencia Reuters que "Bor está en parte en manos de rebeldes y en parte en manos del ejército".

El comandante agregó que el ejército se vio superado en números por integrantes de la temida milicia conocida como "Ejército Blanco", de la etnia Nuer, que estuvo involucrada en 1991 en una masacre en Bor contra miembros de la etnia Dinka.

En el pasado, el "Ejército Blanco" ha apoyado a Machar.

La Unión Africana amenazó sancionar a aquellos que inciten a la violencia y obstaculicen los esfuerzos por negociar un fin a los enfrentamientos en el país más joven del planeta.

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, amenazó a los rebeldes con un ataque si se niegan a un cese el fuego.

Machar se había negado a participar en las conversaciones hasta que todos sus aliados políticos fueran puestos en libertad, una posibilidad rechazada por el presidente Salva Kiir.

Vea "Cuatro preguntas para entender el drama en el país más joven del planeta"

Contenido relacionado