Conversaciones de paz en Irlanda del Norte terminan sin acuerdo

Meghan L. O'Sullivan y Richard Haas
Image caption La profesora Meghan L. O'Sullivan y el exdiplomático Richard Haas, ambos de EE.UU., presidieron las conversaciones.

Las conversaciones para resolver asuntos conflictivos del proceso de paz en Irlanda del Norte culminaron sin acuerdo.

El diálogo en Belfast entre partidos de Irlanda del Norte, que cuenta con la mediación del estadounidense Richard Haas, está destinado a resolver, entre otros temas, las banderas que deben ondear en edificios públicos, las zonas por donde pasan los tradicionales desfiles protestantes y el legado de treinta años de un conflicto norirlandés que causó más de 3.500 muertos.

Haass y representantes de los cinco principales grupos políticos norirlandeses mantuvieron negociaciones maratónicas durante toda la noche. La profesora Meghan L. O'Sullivan, de la Universidad de Harvard, también fue invitada a copresidir las conversaciones en calidad de mediadora.

El llamado Acuerdo del Viernes Santo firmado en Belfast el 10 de abril de 1998 puso fin a años de violencia sectaria entre protestantes y católicos, pero muchos temas relacionados con el conflicto aún no han sido resueltos.

Haass dijo que se formará un grupo de trabajo integrado por representantes de los diferentes partidos para tratar las diferencias.

El mediador dijo haber recibido más de 600 propuestas de "individuos y grupos" para resolver asuntos que siguen generando actos de violencia, por ejemplo, a principios de este año, cuando cientos de policías resultaron heridos en enfrentamientos con jóvenes protestantes y católicos por la retirada de la bandera británica del Ayuntamiento de Belfast, que sólo ondea en ciertos días.