El auto en el que murió el actor Paul Walker iba a más de 160 km/h

Paul Walker
Image caption Según el informe forense, el intérprete murió por los traumatismos y las quemaduras que sufrió.

El auto en el que viajaba el actor Paul Walker cuando falleció en noviembre pasado en la localidad californiana de Valencia iba a más de 160 kilómetros por hora, según el informe hecho público este viernes por la oficina del forense del condado de Los Ángeles.

En el momento del accidente Walker, quien saltó a la fama gracias a la saga cinematográfica “Fast and Furious” (rápido y furioso), estaba en el asiento del pasajero de un Porsche Carrera GT 2005, conducido por un amigo suyo que también falleció.

Según el informe forense, el intérprete murió por los traumatismos y las quemaduras que sufrió.

Según destaca desde Los Ángeles el periodista de BBC Mundo Jaime González, las pruebas toxicológicas concluyeron que ni Walker ni su acompañante habían consumido drogas o alcohol.

Las autoridades dijeron que la investigación del accidente todavía no ha concluído.

Contenido relacionado