Musharraf fue internado y no acudió al juicio en su contra

  • 2 enero 2014
Pervez Musharraf, expresidente de Pakistán
Image caption Musharraf fue acusado de traición por suspender la Constitución y ordenar la detención de 60 jueces en 2007.

El expresidente de Pakistán Pervez Musharraf fue internado en un hospital en Islamabad tras sufrir dolores en el pecho cuando se dirigía al tribunal donde está siendo juzgado por traición.

El convoy de vehículos que transportaba a Musharraf cambió su ruta para dirigirse al Instituto de Cardiología de las Fuerzas Armadas en Rawalpindi, localidad vecina a la capital, según informes.

Es el segundo día consecutuvo en el que exmandatario no se presenta ante el tribunal, que ya le había advertido que si no acudía a la corte se enfrentaba a ser detenido.

El miércoles Musharraf no se presentó alegando motivos de seguridad.

Musharraf está acusado de traición, delito que se castiga con la pena de muerte o cadena perpetua, por imponer el estado de emergencia en 2007, suspender la Constitución y el Parlamento, y ordenar la detención de 60 jueces, hechos que según el ministerio del Interior suponen traición de acuerdo con la Constitución paquistaní.

El expresidente dice que el juicio en su contra tiene motivaciones políticas.

Musharraf llegó al poder el 12 de octubre de 1999 tras dar un golpe de Estado contra el entonces primer ministro Nawaz Sharif, quien ganó las elecciones en mayo pasado y es de nuevo jefe de Gobierno de Pakistán.