EE.UU.: Janet Yellen se convierte en la primera jefa de la Reserva Federal

  • 6 enero 2014
Janet Yellen
Image caption Yellen se convierte en la primera presidenta de la Fed.

En su primera sesión de 2014, la Cámara del Senado de Estados Unidos aprobó la nominación de Janet Yellen para dirigir la Reserva Federal (Fed), con lo que se convierte en la primera mujer en presidir ese organismo en sus cien años de existencia.

Yellen obtuvo el apoyo bipartidista de los senadores en una elección en la que contó con 56 votos a favor y 26 en contra.

Además de una pionera, Yellen se convierte así en la mujer más importante del mundo en temas de políticas monetarias y reemplaza en el cargo al actual presidente, Ben Bernanke.

Según explica el corresponsal de BBC Mundo en Washington, Thomas Sparrow, el periodo de Bernanke concluye el 31 de enero, tras lo cual Yellen tomará las riendas del organismo que rige la política monetaria de Estados Unidos.

Yellen ha dicho que su objetivo es "asegurar una recuperación fuerte y robusta para que regresemos al pleno empleo".

De 67 años, Yellen era subdirectora de la Fed y cuenta con el visto bueno de reconocidos economistas y de un buen número de legisladores.

Lea también: La primera mujer que dirigirá el banco central más poderoso del mundo

Papel de Yellen durante la crisis

En un comunicado difundido por la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, resaltó que el pueblo estadounidense tendrá en Yellen a "una campeona que entiende que el último objetivo de las políticas econóimicas y financieras es mejorar las vidas, trabajos y bienestar de los trabajadores estadounidenses y sus familias".

Obama añadió que, en su larga trayectoria en el seno de la Reserva Federal, "Yellen ayudó a sacar la economía de EE.UU. de la recesión para ponerla en el camino hacia el crecimiento estable".

Desde su puesto de subdirectora de la Fed, Yellen fue uno los principales respaldos del todavía presidente, Ben Bernanke, al poner en práctica el agresivo plan de estímulo monetario conocido como "relajación cuantitativa", que consistió en la multimillonaria compra de bonos para impulsar la recuperación económica.

Precisamente, durante su audiencia de confirmación en el Senado el pasado noviembre, Yellen reiteró su intención de continuar con el legado de Bernanke y mantener las expansivas políticas monetarias mientras la economía estadounidense no muestre una recuperación más consolidada.

Yellen es vista como una "paloma" (lo que en la jerga de la Fed significa que está especialmente preocupada por el desempleo, frente a los "halcones", más concentrados en controlar la inflación), en un momento en el que el desempleo en EE.UU. sigue a niveles excepcionalmente altos, tras cerrar en un 7% en noviembre.

La Fed obedece un doble mandato de fomento del pleno empleo y control de la estabilidad de precios, y los "halcones" critican que la política monetaria expansiva, por un excesivo énfasis en la lucha contra el desempleo de los últimos años, pueda causar un recalentamiento de la economía.

Lea también: Cinco mujeres que alcanzaron la cima del poder económico en 2013

Contenido relacionado