El extremismo islámico es una amenaza global, según presidente de Siria

  • 15 enero 2014
Bashar al-Asad
Image caption El presidente de Siria, Bashar al Asad, se reunió con el canciller iraní este miércoles.

El presidente de Siria, Bashar al Asad, advirtió que las ideologías extremas islamistas pueden "ser una amenaza global y no solo para Medio Oriente".

La declaración de Asad se dio durante una reunión sostenida con el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif.

Por su parte, Zarif invitó a todos los partidos políticos de Siria a unirse en una batalla contra "el extremismo".

Ambas declaraciones se dan después de que el viceministro de Relaciones Exteriores de Siria, Faisal Meqdad, sugirió que agencias de inteligencia de occidente se habían puesto de acuerdo con el gobierno sirio para combatir la amenaza de los grupos islamistas radicales.

Según se ha conocido, se ha relacionado al grupo al Qaeda con diferentes organizaciones islamistas que han tomado los territorios ocupados por los rebeldes en Siria y también que ha incrementado su presencia en Irak.

Lea: ¿Por qué China, Rusia e Irán se oponen a la intervención en Siria?

Contenido relacionado