Obama promete fin de escuchas a Merkel durante su presidencia

Obama y Merkel Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La prensa alemana publicó que EE.UU. monitoreó el celular de Merkel entre 2002 y 2013.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reconoció que el controvertido programa de vigilancia llevado a cabo por los servicios de inteligencia de su país ha dañado las relaciones entre Washington y Berlín.

En una poco común entrevista con un canal de televisión alemán, Obama señaló que la decisión de escuchar las llamadas del teléfono móvil de la canciller alemana Angela Merkel fue un error y aseguró que no volvería a pasar en su presidencia.

"Mientras yo sea presidente, la canciller alemana no tendrá que preocuparse más de este problema", dijo el presidente.

Sin embargo, añadió que los servicios de inteligencia estadounidenses seguirán estado interesados en las intenciones de otros gobiernos como, aseguró, sucede en otros países.

Según documentos que dio a conocer la revista alemana Der Spiegel en octubre del año pasado, EE.UU. monitoreó el celular de Merkel entre 2002 y 2013.

Lea también: El discurso inesperado de Obama sobre el espionaje

Contenido relacionado