Consorcio del Canal de Panamá confirma parálisis en las obras

Obras de ampliación del Canal de Panamá Derechos de autor de la imagen REUTERS
Image caption La disputa podría poner en riesgo unos 10.000 puestos de trabajo, asegura el consorcio encargado de la ampliación. Para la Autoridad del Canal, se trata de un chantaje.

El consorcio que está a cargo de la ampliación del Canal de Panamá señaló que las obras han sido suspendidas indefinidamente, al no poder resolver una disputa sobre el aumento de los costos del proyecto.

El llamado Grupos Unidos por el Canal (GUPC), que lideran la española Sacyr y la italiana Impregilo, asegura que la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) le adeuda US$1.600 millones.

A comienzos de esta semana, el consorcio había negado que las labores de construcción se hubieran suspendido, algo que ahora ha sido confirmado mediante un comunicado difundido el viernes.

Según informaron, el grupo constructor ha entregado a la ACP una nueva propuesta para llegar a un acuerdo de cofinanciación.

La ruptura de las negociaciones, señalaron, pone "en riesgo inminente" unos 10.000 puestos de trabajo y podría llevar a las partes a enfrentarse "a años de disputas ante los tribunales sobre los pasos que han llevado el proyecto al borde del fracaso".

En tanto, la Autoridad del Canal consideró que la demanda de fondos adicionales por parte de la empresa representan un caso de "chantaje".

La construcción de una nueva esclusa, cuya conclusión estaba prevista para el próximo año, busca permitir el paso transoceánico de buques de carga más grandes, conocidos como superpetroleros.

El Canal de Panamá, que une el océano Atlántico con el Pacífico, está celebrando este año el centenario de su apertura.

Lea también: Las megainversiones que dependen del Canal de Panamá

Contenido relacionado