México: autodefensas toman control de bastión de Los Caballeros Templarios

Autodefensas de Michoacán Derechos de autor de la imagen Other
Image caption Los líderes de las autodefensas habían prometido que ocuparían Apatzingán.

Grupos de autodefensa del atribulado estado de Michoacán en México entraron en uno de los principales territorios dominados por el grupo narcotraficante Los Caballeros Templarios.

Decenas de miembros de las autodefensas, apoyados por vehículos y tropas del ejército mexicano, ocuparon la plaza central de Apatzingán, ciudad en el sur del estado y considerada como el bastión operativo de los Templarios.

El ingreso de los también conocidos como guardias comunitarios se realizó por los distintos accesos a esta población, y de inmediato anunciaron que instalarán siete filtros en las entradas para evitar el arribo de los Templarios.

La vigilancia se refuerza con helicópteros de las fuerzas federales que realizan sobrevuelos en la zona.

Según Juan Carlos Pérez Salazar, corresponsal de BBC Mundo en México, todo esto indica que fue un operativo planeado entre las autodefensas, el ejército y la policía Federal.

Hace dos semanas, el gobierno y las autodefensas llegaron a un acuerdo para legalizar a estos grupos e incorporarlos de manera temporal a guardias rurales.

Un año de asedio

Hace un año las autodefensas lanzaron una ofensiva contra los Templarios en ese estado occidental mexicano. Su creación, aseguraron, se debió a las extorsiones y asesinato de este cartel de las drogas.

En su ofensiva empezaron a ocupar territorios controlados por los Caballeros Templarios, tomando once municipios y decenas de pequeñas poblaciones en la región de Michoacán que se conoce como "Tierra Caliente".

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption En enero, las autoridades mexicanas fueron a intentar desarmar tanto a los paramilitares como a los narcotraficantes.

Esta ofensiva dibujó una maniobra de pinza sobre Apatzingán, población de unos 130 mil habitantes a la que los líderes de las autodefensas siempre han señalado de ser el fortín de los Caballeros Templarios.

A mediados de enero, luego de un confuso incidente entre autodefensas y ejército, en el que al menos dos personas murieron, el gobierno mexicano militarizó Michoacán y, en especial Apatzingán, donde la Policía Federal relevó de sus funciones a la policía local, algunos de cuyos miembros eran señalados de estar coludidos con el narcotráfico.

En esa misma semana, Estanislao Beltrán, uno de los principales líderes de las autodefensas dijo a Juan Carlos Pérez Salazar que en cualquier momento se tomarían a Apatzingán.

"Ahora esa promesa se ha cumplido", dijo el corresponsal.

Lea: Viaje al centro de la guerra en Michoacán

Búsqueda casa por casa

Los líderes de las autodefensas, que ahora se unieron a las fuerzas de seguridad oficiales y al ejército, dicen que iniciarán una búsqueda casa por casa para encontrar a integrantes de la organización criminal. Al mismo tiempo las fuerzas federales realizarán un "barrido" en los distintos barrios de la ciudad.

El cartel de Los Caballeros Templarios controla gran parte del tráfico de drogas en el área, en especial de anfetaminas.

Se ha denunciado que en la población era frecuente ver a líderes como Nazario Moreno, El Chayo, Servando Gómez La Tuta y Enrique Plancarte, El Kike, pero desde que aumentó la presencia de las autodefensas estos personajes se escondieron en comunidades de las montañas cercanas.

Los guardias comunitarios aseguran que se quedarán de forma permanente en la ciudad, la tercera más importante de Michoacán y donde se produce la mayor parte del aguacate que se exporta a varios países.

Más detalles sobre Michoacán y los Caballeros Templarios en: Michoacán, el reino narco de Los Caballeros Templarios

Contenido relacionado