Muere el presentador de la televisión colombiana Fernando González Pacheco

Fernando González Pacheco Derechos de autor de la imagen Juan Carlos Sierra Revista Semana
Image caption Fernando González Pacheco, murió de 81 años de edad.

Fernando González Pacheco, popular presentador de la televisión colombiana, murió este martes a los 81 años de edad.

Reconocido como uno de los iniciadores de la televisión colombiana y símbolo inolvidable para varias generaciones, González Pacheco falleció a causa de diversos problemas de salud que padecía desde hace varios años.

Nació en Valencia, España, pero llegó a Colombia con tan sólo 4 años de edad huyendo junto a su familia de los horrores de la guerra civil.

Pacheco -como se le conoce popularmente entre sus seguidores- forjó su carrera en la pequeña pantalla al frente de programas de concursos.

Presentó Animalandia, Qué pareja más pareja, Elija su pareja, Alcance la estrella, Cabeza y cola, Siga la pista, Sabariedades -junto a su amigo Carlos ‘Gordo’ Benjumea-, El programa del millón, Compre la orquesta, Musical RCN y Los tres a las seis, entre otros.

Su amigo y biógrafo Daniel Samper aseguró que fue "al mismo tiempo popular, el más querido y el más feo de los colombianos".

Pionero

"Para muchas generaciones de colombianos Pacheco y televisión eran simplemente sinónimos", explicó el corresponsal de BBC Mundo en Colombia, Arturo Wallace.

"Fue uno de los pioneros de la televisión local y pasó más de medio siglo frente a las cámaras, convirtiéndose así en una presencia familiar en la pantalla chica y un invitado regular de los hogares del país", agregó nuestro corresponsal.

Y la carrera televisiva de Pacheco, que inició en 1957, no pudo haber sido más multifacética, pues además de presentar programas infantiles, de variedades y concursos, también demostró ser un gran entrevistador, llegando incluso a ganar el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar en esta categoría en 1990.

"Para darse una idea, el principal diario del país, El Tiempo, no dudó en dar la noticia de su muerte describiéndolo como 'el más grande hombre de la televisión colombiana', y en eso sí parecen estar de acuerdo los colombianos", dijo Wallace.

"Aunque en los testimonios que han llovido después de la noticia de su muerte lo que más ha destacado la mayoría es su gran sencillez y su sentido del humor".

Y antes de descubrir su vocación frente a las cámaras estudió medicina, fue boxeador, campeón de tenis de mesa y mesero en una flota de cruceros, de donde dio el salto a la televisión.

También hizo teatro y telenovelas, además de liderar numerosas iniciativas caritativas, en especial en apoyo a la niñez.

Su dilatada carrera televisiva terminó oficialmente en el año 2000, junto a su programa de concurso Quiere cacao, aunque dos años después hizo algunas apariciones esporádicas como entrevistador.