Renuncia en la NSA por caso Snowden

  • 14 febrero 2014
Oficinas de la NSA
La NSA sancionó a tres empleados por el caso Snowden.

Un empleado de la Agencia Nacional de Seguridad de EE.UU. (NSA, por sus siglas en inglés) renunció tras reconocer que había permitido que el excontratista de inteligencia Edward Snowden utilizara su contraseña para acceder a información clasificada, dijo la NSA al Congreso estadounidense.

El empleado es uno de tres que la agencia sancionó por el incidente, de acuerdo con un memorándum del organismo.

Se cree que es la primera acción disciplinaria que se toma tras las filtraciones de Snowden acerca de los programas de espionaje electrónico de EE.UU.

Lea también: Cómo espía EE.UU., según Snowden

Snowden había dicho que el no robó ninguna contraseña ni engañó a nadie para que se las dieran.

El empleado que dejó la NSA aparentemente sabía que Snowden no tenía acceso al sistema, pero no imaginó que preveía filtrar los datos.

Renunció el mes pasado, luego de que el gobierno revocara su habilitación de seguridad y que le dijeran que perdería el trabajo, según el documento presentado por el director legislativo de la NSA, Ethan L. Bauman.

Un empleado militar y un contratista privado también perdieron su acceso a los datos de la NSA como parte de la investigación que aún se lleva adelante, aseguró Bauman.

Snowden se encuentra en Rusia, país que le dio asilo luego de que escapara de EE.UU. -donde está acusado de espionaje- en mayo de 2013.

En enero pasado Snowden dijo que "no tenía chances" de recibir un juicio en EE.UU., por lo que no pensaba volver.

Contenido relacionado