Un asteroide pasó entre la Tierra y la Luna

Image caption Asteroides de estas dimensiones y que pasan a distancias menores a la existente entre nuestro planeta y la Luna son detectados cerca de 20 veces al año.

Se trató de una visita cercana que no tuvo consecuencias.

Un asteroide de 25 metros de diámetro pasó entre la Tierra y la Luna este miércoles, sin que se registrara alguna colisión, tal y como lo había previsto la agencia espacial estadounidense, NASA.

El objeto, llamado 2014 DX110, pasó a una velocidad de casi 15 metros por segundo a unos 350.000 kilómetros de la superficie terrestre, una distancia más cercana de la habitual.

El asteroide 2014 DX110 alcanzó su punto más próximo a la Tierra aproximadamente a las 21:00 GMT este miércoles, y el observatorio Slooh, una red de telescopios conectados a internet para aficionados a la astronomía, transmitió el evento en directo para el disfrute de los internautas.

Sitio del Observatorio Slooh (en inglés)

El objeto fue avistado el 28 de febrero y se estima que su siguiente aproximación a la Tierra ocurra en marzo de 2046.

En ese momento, de acuerdo a la NASA, habrá una probabilidad en 10 millones de que impacte contra el planeta.

"Guardia Espacial"

Derechos de autor de la imagen NASA JPL JHUAPL
Image caption El asteroide Eros fue el primero conocido de los que franquean la órbita de la Tierra.

Asteroides de estas dimensiones pasan a distancias menores a la existente entre nuestro planeta y la Luna cerca de 20 veces al año, según instrumentos de detección actuales de la NASA.

La distancia promedio entre la Tierra y la Luna es de 385.000 kilómetros.

La NASA detecta, monitorea e identifica asteroides y cometas utilizando telescopios tanto en tierra como en el espacio.

Los asteroides son observados en el marco del Programa de Observación de Objetos Cercanos a la Tierra, Near-Earth Object Observations Program, denominado comúnmente "Guardia Espacial" o "Spaceguard", para determinar si suponen o no un riesgo para nuestro planeta.

Recientemente, los astrónomos perdieron de vista al asteroide 2000 EM26, apodado Moby Dick por su capacidad de escabullirse de la vista desde la Tierra.

Se suponía que esta roca espacial de 270 metros de ancho iba a pasar a menos de 3,4 millones de kilómetros de nuestro planeta el pasado 18 de febrero, pero cuando los telescopios lo buscaron no lo encontraron por ningún lado. Por eso la comunidad internacional de astrónomos ha pedido ayuda a aficionados de todo el mundo para "cazar" a Moby Dick.

Probablemente, dicen los especialistas, el objeto -que fue visto por última vez hace 14 años- sigue una trayectoria diferente a la esperada quizás impulsado por la luz del sol.

Sin embargo, en cuanto a DX110 la cita sigue en pie y expertos y aficionados esperan poder verlo pasar.

Lea también: Asteroides, ¿el verdadero fin de los dinosaurios?

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.